Galería

Protecting Nature

La naturaleza está en peligro: incendios forestales, deforestación, extinción de especies y contaminación del aire y del agua. Nosotros, los humanos, somos responsables de ello. Con la idea de preservar la naturaleza, la hemos cercado y enjaulado, creando una combinación ambigua de acciones: compramos productos orgánicos envueltos en plástico, viajamos en avión cuando podemos hacerlo en tren o compramos más tecnología ecológica, pero sin poder deshacernos de la vieja. Esta escultura es la representación de la idea de que hemos atrapado a la Naturaleza para salvarla.
La jaula y la maceta, hechas de azúcar, simbolizan a los humanos y nuestra dualidad hacia la naturaleza: la cuidamos pero también la confinamos. La planta es una representación literal de la naturaleza, que con el tiempo podría crecer fuera o alrededor de la jaula; o debido al pequeño tamaño de la maceta, permanecerá atrapada para siempre o hasta que muera. Independientemente del resultado, siempre que la cuidemos nosotros, sus raíces estarán atrapadas.


Protecting Nature, 2020
Protecting Nature, 2020
Materiales: madera, azúcar, metal, planta, tierra.
Totem de la estupidez, 2020
Totem de la estupidez, 2020
Materiales: arcilla, pintura acrílica y resina.
Totem de la estupidez, 2020
Totem de la estupidez, 2020
Materiales: arcilla, pintura acrílica y resina.
Totem de la estupidez, 2020
Totem de la estupidez, 2020
Materiales: arcilla, pintura acrílica y resina.
Totem de la estupidez, 2020
Totem de la estupidez, 2020
Materiales: arcilla, pintura acrílica y resina.

Totem de la estupidez

He estado viendo muchas tonterías en los medios durante la cuarentena del Covid-19. Personas que ignoran las reglas de distanciamiento social, no usan máscaras ni guantes, y salen con tanta frecuencia como antes. Estos pensamientos motivaron la realización de un tótem hecho de tres peones negros, o tontos, inspirados en la representación icónica de los tres monos sabios. Simbolizan mis sentimientos al leer las noticias: incredulidad hacia la ignorancia, el descuido y el egoísmo de las personas en la lucha contra la propagación de la pandemia.
Cada uno de los peones representa el comportamiento de las personas: los dos extremos se refieren al hecho de que no debemos tocarnos la boca y los ojos, y lavarnos las manos. La poca distancia entre ellos representa la ruptura de las reglas de distanciamiento social.
Los dos peones a los lados, cubriendo las orejas del medio, es una reflexión sobre el gran impacto de las redes sociales y la información errónea que se propagó durante la pandemia.

¿Hay aún esperanza?

Esta obra es una reflexión sobre lo que podríamos esperar de nuestro planeta moribundo. Las tecnologías impulsan la mayor parte del mundo capitalista en el que vivimos, al mismo tiempo que confiamos en ellas para mantenernos. Esto crea una sociedad consumista en continuo crecimiento que no coincide con nuestro amor por la Naturaleza. Tratamos de preservar lo que queda de la naturaleza y recuperar la que se perdió, pero no es suficiente ya que no queremos renunciar a la tecnología y nuestros privilegios.
Las manos de color amarillo pálido, hechas de azúcar y que ligeramente se tocan, son las que se preocupan por la naturaleza; la metálica, hecha de arcilla, es la mano de quienes están en la cima de la pirámide capitalista, tirando de los hilos de la economía tecnológica.
Las tres manos son, al mismo tiempo, fuertes y frágiles. La naturaleza contradictoria de los materiales usados ​​completa la metáfora de la obra de arte: la mano capitalista vence a las nuestras (desfiguradas, agrietadas y débiles), pero algún día dejarán caer nuestro planeta. ¿Seremos entonces lo suficientemente fuertes como para atrapar lo que quede de él?


¿Hay aún esperanza?, 2020
¿Hay aún esperanza?, 2020
Materiales: arcilla, azúcar, pintura acrílica, barniz, hilo, alambre.
ArteScienza 2019
ArteScienza 2019
ArteScienza 2019
ArteScienza 2019
ArteScienza 2019
ArteScienza 2019
ArteScienza 2019
ArteScienza 2019

Inner

Escultura interactiva que anima a la audiencia a reflexionar sobre la conciencia de su propio cuerpo y la investigación de nuestra identidad, nuestro ser interior. A través de los sensores de frecuencia cardíaca (las pequeñas luces verdes), el público imprime su propio ser en la estructura musical y las variaciones de luz. La música hace que la escultura y sus diferentes materiales resuenen dándole una nueva identidad. La iluminación sinestésica subraya las características orgánicas, constructivas y deconstructivas de la escultura.

Esta instalación está inspirada en la unión de la investigación realizada por Balandino en Goldsmiths, Universidad de Londres, centrada en la creación de prototipos de nuevos instrumentos bio-musicales, y mi trabajo artístico en formas abstractas.

Inner se estrenó en la Bienal de Arte Contemporáneo de Salerno 2018; donde fue galardonado con los premios Steinberg y ArteScienza como mejor instalación musical interactiva. En julio de 2019, se exhibió en el festival internacional ArteScienza 2019 - Interactivo Adaptivo. Inner fue seleccionada como Mejor Instalación Musical y recibió el premio Steinberg y ArteScienza.

Rebirth

Serie de tres esculturas que exploran y representan las distintas fases experimentadas durante un período de depresión.  


Drowning thoughts
Drowning thoughts
Lucid hands
Lucid hands
Lucid hands, detalle
Lucid hands, detalle
Rebirth
Rebirth
Rebirth
Rebirth
Curtin Rivera, Victoria, Chibimonsters (1)
IMG_20201020_163607876
Curtin Rivera, Victoria, Chibimonsters (3)
Curtin Rivera, Victoria, Chibimonsters (5)

Chibimonster

Los Chibimonsters son figuras de personajes divertidos y entrañables disfrazados de dinosaurios coloridos y moteados. Son tótems de felicidad, pensados ​​para recordarte que es bueno abrazar a tu niño interior, leer ese libro que siempre quisiste o dar un paso atrás y relajarte.

Los chibimonsters son parte de la marca Chibinendo Art y se pueden comprar aquí.

Copyright © Todos los derechos reservados